LA VIOLENCIA, UN MAL SOCIAL QUE ENTRÓ EN EL AULA

La violencia, un mal social que entró en el aula


La vuelta a clases reaviva la discusión sobre cómo reducir los niveles de violencia escolar. El coordinador del Observatorio de la Convivencia Escolar, Alejandro Castro Santander, habla con lanacion.com de cifras que considera "peligrosas" y que piden un trabajo articulado de toda la sociedad. "Más de la mitad de los alumnos consultados manifiesta haber tenido actitudes violentas con algún compañero", dice, y se avala en una investigación que involucró a 6000 alumnos de entre 10 y 18 años, de siete provincias.


Por otra parte, el Ministerio de Educación de la Nación, desde su Observatorio Argentino de Violencia en las Escuelas, también se ocupó los últimos años de conocer la percepción de los alumnos sobre episodios de violencia. El 62,1% de los jóvenes consultados alguna vez vio agresión física de un alumno a otro, el 50,2% fue testigo de una amenaza y el 45,8% dijo haber presenciado un robo de útiles, ropa, dinero u otras cosas en la escuela.
Las cifras surgen de una muestra representativa de más de 70.000 alumnos de escuelas estatales y privadas de todo el país, de 2° y 5° año de educación media. La coordinadora del área que de Equidad y Calidad de Educación, Mara Brawer, explicó que este tipo de estudios se utilizan para "construir un conocimiento sistemático y comparativo a lo largo del tiempo, que resulta fundamental para sustentar el diseño de políticas públicas". Uno de los programas actualmente en marcha es el de Mediación Escolar.



Las causas de la intolerancia. Pero, ¿por qué existen estos niveles de violencia? Consultados por lanacion.com, especialistas en el área de educación consideran que la escuela es una "caja de resonancia" de la violencia social.
"La violencia escolar crece en la medida en que crece la violencia social, y esta última aumenta al compás de la injusticia", considera Brawer.
En una dirección similar, la ex secretaria de Educación de la Ciudad de Buenos Aires Roxana Perazza expresa. "La violencia escolar es un síntoma de lo que pasa a nivel más general. La sociedad está cada vez más violenta y menos tolerante al diferente; la escuela es una caja de resonancia de lo que pasa afuera".
Por su parte, la doctora en educación e investigadora de Conicet Silvina Gvirtz considera que las situaciones de violencia no son tantas comparativamente con los grados de inseguridad social que se viven. "Todos los días van 11 millones de chicos a la escuela; hay casos de violencia, pero el número de situaciones violentas no es significativo comparado con lo que sucede afuera de la escuela", contrasta.
Luego del diagnóstico las profesionales apuntan a los adultos. En palabras de la funcionaria del Ministerio de Educación: "La presencia del adulto poniendo límites, pero a la vez siendo guía y posibilitador de otro universo, es fundamental; el desamparo de los chicos explica muchas veces la violencia". Y agrega: "Un niño o un joven que no está acompañado en su trayectoria escolar es más probable que tenga episodios de violencia. El chico debe sentir que hay un adulto que lo cuida".
 Por Verónica Dema
De la Redacción de lanacion.com
vdema@lanacion.com.ar
 La Nación - 11de Marzo de 2010 - Sociedad
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Aviso: Los documentos de esta página han sido tomados de varios sitios públicos de internet. Si alguien considera que alguno de estos no debería estar en este sitio, favor comunicármelo y este será retirado. Estos archivos deben ser tomados como consulta y sin fines comerciales, si desea tener el original de la fuente consultada, contacte la editorial o link correspondientes. Las imágenes fueron descargadas del buscador de google o son las que acompañan las publicaciones originales.

QUE CANTEN LOS NIÑOS

Seguimos despues de muchos años sin escucharlos y son tantos los que estan cantando con su lloro y penas que no escuchamos sus voces....pensemos en ellos cada dia un poco,hagamos pequeños gestos con los que tenemos al lado...todos necesitan un poco de Amor....no los dejemos de querer nunca,son inocentes expuestos ha este Mundo voraz y materialista.