CUIDADO CON LAS "ETIQUETAS"

“Tienes que ser más ordenado, considerado, menos impulsiva, más cariñoso, menos insistente, ¿acaso te estoy pidiendo tanto?”, todo dicho con ese tono que lleva detrás el mensaje de que uno hace tanto por la otra persona que, francamente, no poder hacer lo que imploramos es casi una traición.

Pero, ¿qué significa ordenado, considerado, impulsivo, cariñoso o insistente?
Para mí es más o menos claro y aunque si me piden una definición voy a tartamudear y dar algunas vueltas, probablemente termine diciendo algo así como lo que afirmó el juez supremo Potter Stewart en 1964 con respecto de la pornografía: “no voy a tratar de definirla y quizá nunca pueda hacerlo, pero la reconozco cuando la veo”.
Sí, pero mi interlocutor puede no ver lo que yo veo cuando veo algo que me parece evidentemente desordenado. Y, entonces, ingresamos en el tortuoso círculo vicioso de las etiquetas (“eres torpe”) y las predicciones (“vas a ser igualito a”), que terminan con todos sintiéndose profundamente decepcionados, frustrados y hasta traicionados.
Claro, el valor de una etiqueta es su aparente simplicidad y, también, que nos exime de descripciones más o menos largas. Pero, generalmente, apelan a la esencia de las personas y las esencias, dos mil años de filosofía nos lo enseñan, son especialmente difíciles de determinar.
¿Por qué no describir lo que queremos que los demás hagan? Por ejemplo, poner tal cosa en tal sitio a determinada hora, llamar por teléfono en una fecha significativa. Las esencias no se pueden negociar —“ya, voy a ser un poquito más ordenado, pero no tanto como me lo pides”—, mientras que las conductas sí —“ya, en ese lugar pero algo más tarde— y, además, tienen alternativas.
Es más sencillo, más justo, más práctico y más bonito.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Aviso: Los documentos de esta página han sido tomados de varios sitios públicos de internet. Si alguien considera que alguno de estos no debería estar en este sitio, favor comunicármelo y este será retirado. Estos archivos deben ser tomados como consulta y sin fines comerciales, si desea tener el original de la fuente consultada, contacte la editorial o link correspondientes. Las imágenes fueron descargadas del buscador de google o son las que acompañan las publicaciones originales.

QUE CANTEN LOS NIÑOS

Seguimos despues de muchos años sin escucharlos y son tantos los que estan cantando con su lloro y penas que no escuchamos sus voces....pensemos en ellos cada dia un poco,hagamos pequeños gestos con los que tenemos al lado...todos necesitan un poco de Amor....no los dejemos de querer nunca,son inocentes expuestos ha este Mundo voraz y materialista.